Artika presenta oficialmente su última novedad, Los paisajes de Sorolla | Artika

Artika

presenta oficialmente su última novedad, Los paisajes de Sorolla

El pasado lunes, día 19 de septiembre, se presentó en el Museo Sorolla de Madrid, la última novedad de Artika, Los paisajes de Sorolla, un viaje de la mano del genial artista por los parajes y escenas que recorrió, pintó y amó a lo largo de su vida, en una edición limitada y numerada de 2.998 ejemplares.

Durante el acto, el Sr. Juan Ribalta, CEO de Artika, entregó un ejemplar de la obra a la directora del museo, Sra. Consuelo Luca de Tena, y a la presidenta de la Fundación y bisnieta del artista, Sra. Blanca Pons Sorolla, en representación de ambas instituciones.

Esta espectacular obra es un homenaje a una de las grandes pasiones de Joaquín Sorolla, el pintar al aire libre, teniendo como modelo el natural; predilección que descubrió desde muy joven, cuando estudiaba. Ya entonces muchos de sus compañeros contaban cómo el joven Sorolla antes de empezar las clases a las ocho de la mañana, venía de recorrer las afueras de Valencia, donde se trasladaba a pintar paisajes.

Los paisajes de Sorolla, concebida por Artika y la Fundación Sorolla, se compone de un Libro de Arte, que nos descubre 71 dibujos, reproducidos en formato facsímil de temática paisajística, troquelados según los originales y pegados sobre el libro. Una cuidada selección, realizada por el Museo Sorolla, que muestra todos los tipos de paisaje que esbozó el artista y las diversas técnicas utilizadas: lápiz, carboncillo, tinta, clarión, acuarela o guache. El libro se complementa con dos láminas, de un alto valor artístico, presentadas en unas Carpetas de Arte que se han concebido para poder ser expuestas de forma individual.

La obra también incluye un libro de Estudios, que por sí solo es una obra única, y que nos acerca a la vida y obra del artista, permitiéndonos entenderla de la mano de los máximos expertos, entre los que destacan la bisnieta del pintor, Blanca Pons-Sorolla, investigadores del Museo Sorolla o el Jefe de Conservación de Pintura del siglo XIX del Museo del Prado.

Por último, resaltar que todos los elementos se presentan en un impactante estuche, realizado de forma artesanal y compuesto por dos piezas de metacrilato de 2,5 cm de grosor, y con su firma grabada. Una ventana abierta a los paisajes que Sorolla habitó, disfrutó y pintó.